acoge

Si quieres ayudar a nuestros galgos, pero todavía no estás seguro/a de dar el paso de la adopción definitiva, ser casa de acogida puede ser una gran solución. Esta labor consiste básicamente en ser el primer apoyo de un galgo rescatado, su contacto con lo que significa dormir caliente, ser tratado con cariño y no vivir como una herramienta. Por supuesto, ser casa de acogida es una gran responsabilidad, ya que te encargarás de la recuperación física y psicológica del perro. BaasGalgo se hace cargo de todos los gastos veterinarios de las casas de acogida.

La experiencia de ser casa de acogida es de las más gratificantes y totalmente vital para la asociación, ya que desgraciadamente la residencia no es el mejor lugar para que muchos de nuestros galgos puedan salir del sufrimiento y las secuelas que un día les afligieron.

Si quieres ser casa de acogida escribe a adopciones@baasgalgo.org

yacoteresita
X